MASMusculo Granada: Centro Comercial Neptuno

From the Blog

¿Qué son los polialcoholes?

Llevar un estilo de vida saludable está cada vez más de moda y eso hace que cuidemos nuestra alimentación lo máximo posible. Esto a su vez nos hace ser más críticos con la composición de los alimentos que compramos/consumimos y nos lleva a analizar de una manera más exhaustiva sus componentes.

Cuando nos paramos a leer una etiqueta nutricional, podemos encontrar macronutrientes que ya casi todos conocemos como proteínas, carbohidratos y grasas, y más concretamente podemos ver tanto la cantidad de azúcares como de grasas saturadas e insaturadas que presenta el alimento.

Sin embargo, hay un componente que no todo el mundo conoce y que seguramente te preguntes sobre sus propiedades nutritivas, su función..etc. Se trata de los polialcoholes.

Cuando hacemos referencia al término polialcohol, nos referimos a una familia de compuestos químicos de sabor dulce. También conocidos como “azúcares alcoholicos”, son compuestos que se consideran carbohidratos hidrogenados, cuyo grupo carbonilo ha sido reducido a un grupo hidroxilo.

En la industria alimentaria, se emplean como edulcorantes sustituyendo al azúcar. Son poco calóricos y su baja fermentabilidad evita el desarrollo de caries dentales, por ello los encontramos en chicles, pastas dentrífricas…etc.

¿Cuáles son los polialcoholes más comunes?
Entre los polialcoholes más comunes utilizados por la industria alimentaria podemos encontrar: Glicol, Arabitol, Manitol, Isomalta, Glicerol, Xilitol, Sorbitol, Maltitol, Eritritol, Ribitol, Dulcitol, Lactitol, Treitol, Licasina, Iditol y Poliglicitol.

Además de ser menos calóricos, los polialcoholes pueden poseer un poder edulcorante similar e incluso superior a la sacarosa (azúcar común). Se caracterizan por ser más solubles en agua y algunos de ellos pueden producir una sensación de frío en la boca conocida como “Quemestesis”. Esta sensación se produce con la fase cristalina del sorbitol, eritritol, xilitol, manitol, lactitol y maltitol y normalmente la experimentamos con chicles y caramelos.

Por otra parte, los polialcoholes se caracterizan porque su absorción no se realiza de forma completa en el torrente sanguíneo, lo que provoca cambios mínimos de glucosa en sangre, teniendo un menor impacto con respecto al azúcar. Esto convierte a los polialcoholes en edulcorantes aptos para diabéticos.

Sin embargo, no todo es un camino de rosas. Un consumo excesivo de polialcoholes puede producir sensación de hinchazón, flatulencia e incluso diarrea debido a su baja absorción en el intestino delgado. También es importante tener en cuenta que un consumo continuando de estos “azúcares alcoholicos” puede generar un grado de tolerancia.

Have your say